La biomasa es un recurso energético ecológico, que agrupa a todos aquelllos materiales de naturaleza orgánica y con origen biológico próximo. Se genera en los ecosistemas naturales o como resultado de la actividad humana y forma parte de las energías renovables, cuyo origen es la energía que procede del Sol.

sustitucion caldera gasoil biomasa

 

Existen calderas que queman pellet como combustible y otras que queman varios tipos de residuos, las denominadas “policombustibles”. Según el tipo de caldera, su inversión inicial en compra e instalación varía, aunque oscila entre los 3.500 y los 5.000€, dependiendo de su capacidad y rendimiento. Aunque esta cifra es algo superior a la de la instalación de calderas de gas o de gasoil, cuyos precios de instalación empiezan en 1.000 euros, existen una serie de consideraciones a medio y a largo plazo que pueden hacer que recuperemos la inversión en muy poco tiempo.

El ahorro que supone tener una caldera de biomasa se nota sobre todo en el consumo mensual. En datos del Ministerio de Industria de octubre de 2013, el gasoil se sitúa en 1,088 euros/litro. El kg de pellet en este mismo mes es de 0,23 euros. Sin embargo, un litro de gasoil tiene aproximadamente el doble de poder calorífico que un kg de pellet, esto significa que hace falta invertir el doble de kg de pellet que de litros de gasoil para obtener el mismo poder calorífico (0,46 euros frente a 1,088). Aún así, el uso de pellets genera un importante ahorro de, superior al 50% respecto al uso de gasoil.

La inversión en una caldera de biomasa se puede amortizar en 3 años teniendo en cuenta que la subida del precio de los materiales y el coste de los mismos por mes. Esto significa que a partir de este tiempo, el ahorro que supone tener una caldera de estas características se convierte en constante, superando en muy poco tiempo la inversión inicial.